Novedades

LA FLOR DEL MAÍZ


La Flor del Maíz

“Para poder concebir la grandeza de los hijos del maíz, primero hay que tener la semilla dorada; más su siembra no ha de plantarse por voleo. Para que la planta de maíz de abundante fruto, hay que introducirla dentro de las entrañas de la tierra...” 

Nuestros aborígenes eran excelentes econimistas, aunque parecían dominados por sus creencias, en realidad ellos conocían su ciencia. Obtenían el maíz necesario para un año con sólo cien días de trabajo. 
Por ello se considera que esta combinación de factores de mínimo esfuerzo y alta productividad es el elemento fundamental de la civilización del maíz.  Entonces la vida diaria no giraba en función a conseguir el pan de cada día, mucho menos sudar para poder comer. 
Se han venido realizando muchos estudios que apesar de ser inocentes del valor espiritual que han enseñado los sabedores ancestrales, encontrando que la composición genética del maíz ha ido cambiando a gradualmente. El análisis de especies cultivadas en lugares resguardados por comunidades indígenas de Guatemala, permite concluir, que existen aún frutos de maíz con elevadas cantidades de lisina, a diferencia de los cultivos para el consumo de la industria alimentaria, en donde el porcentaje de lisina es mínimo. 
La lisina es un aminoácido esencial para la construcción de todas las proteínas en el organismo. Desempeña un papel esencial en la absorción del calcio, en la construcción de las proteínas musculares estimula la liberación de la hormona del crecimiento; esto ha hecho que se utilice, sola o combinada con otros aminoácidos en tratamientos para estimular el crecimiento de niños y en ancianos para retrasar el envejecimiento. Así que no cabe duda que pudo haberse formado toda una población a base de maíz como lo cuentan los antiguos Mayas. 


Actualmente se encuentra en vegetales como Linaza, Algarrobo, Altramuz, Amaranto, Berros, Espárragos, Espinaca, Frijol, Lentejas, Quinoa y Soja. El esfuerzo físico que requiere el Maíz para brindar rendimientos de asombrosa abundancia es ciertamente mínimo, quizás esta sea la razón por la cual se ha venido combinando especies con bajo contenido de lisina, pues este principio va en contra de las enseñanzas de consumo.  Entonces recordamos los inicios de la civilización en donde "los mejores guerreros eran los hijos nacidos de la flor del Maiz". 

LEAF Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Con la tecnología de Blogger.