Novedades

Semilla de Chia, Sobreviviente Ancestral.



La chía es una semilla comestible de la familia de la menta que crece en abundancia en el sur de México. A pesar de la reciente popularidad, las pequeñas semillas negras y blancas fueron un componente principal de las dietas aztecas y mayas en la época precolombina y fueron la ración básica de supervivencia de los guerreros.
Se cree que las semillas de chia fueron utilizadas por los mensajeros mayas, que podían llevar en una pequeña bolsa una cantidad suficiente para mantener la energía durante largas travesías aumentando su resistencia. Para los aztecas la chía era considerada también como un medicamento y fue utilizada de múltiples maneras como por ejemplo para fortalecer las articulaciones y aliviar la piel irritada. 


Su nombre "Chía" es una raíz nahuatl que se usa para los aceites y mieles de caña utilizados para complementar las comidas. Las semillas de chia son fáciles de digerir, sus nutrientes son rápidamente asimilados por el organismo. Se puede utilizar entera o triturada. La forma más común de comer chía es mezclando las semillas con agua, se formará un gel fácil de mezclar con ensaladas, yogures, leche, preparados para tortas, guisos, o bebidas refrescantes. Estas semillas absorben rápidamente el una gran cantidad de agua, entre 9-12 veces su volumen al dejarlas 10 minutos en reposo.

Esta semilla sobrevivió a la invasión española en pocas zonas montañosas de Méjico, sin embargo los colonos conocieron su poder y sus bondades hasta hacerla llamar Salvia española.  Fue hasta 1991 que un programa de investigación y desarrollo de la Universidad de Arizona la redescubrió en  y a partir de allí se promovió la recuperación de este cultivo en EEUU, Méjico y Argentina. 

Asi fue como estudiaron la riqueza de los componentes nutricionales de la chía. Con varios descubrimientos confirmando que es el alimento con la más alta concentración de Omega 3. Que ayuda a normalizar la presión arterial, reduce el colesterol y protege el corazón. Pero también tiene efecto antioxidante, antiinflamatorio, antiviral, laxante, hipoglucemiante, inmunoestimulante y es un alimento mineralizante (calcio, magnesio, potasio, fósforo), vitamínico y proteico.
En 100 gramos de semillas de chia hay típicamente 20,7 g de proteínas, 32,8 g de aceite de los cuales el 64% son ácidos grasos omega 3, 41.8g en hidratos de carbono de los cuales fibra es 41.2g, 714mg de calcio, 16.4mg de hierro, 613mg de niacina (B3), 0.18mg de tiamina (B1), 0.04mg de riboflavina (B2).

Para obtener los mayores beneficios para la salud las semillas de chía mejor consumirlas en su forma natural, en lugar de consumirlas en forma de aceite o suplemento. Como las nueces, son bajas en grasas saturadas y no contienen colesterol, pero como todos los frutos secos y semillas son más densos en calorías, por lo que es importante consumirlas con moderación.

LEAF Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Con la tecnología de Blogger.