Novedades

"ANTONIO GAUDI" Todo sale del gran libro de la naturaleza


En el año 1926, cuando murió atropellado por un tranvía, Gaudí era un arquitecto reconocido por sus coetáneos dentro y fuera de las fronteras españolas, pero su singular genio innovador y creativo no fue aceptado universalmente hasta bastantes décadas más tarde. En la actualidad, su figura es internacionalmente reconocida y su obra se cuenta entre las más admiradas de la arquitectura de todos los tiempos.



Desde muy pequeño, Gaudí tuvo problemas de salud que frecuentemente no le permitían hacer una vida normal. Esto fue la causa de que debiera faltar reiteradamente a clase durante el periodo de sus estudios de primaria. En compensación podía dedicar largos ratos a la contemplación de la naturaleza, los animales y las plantas. De aquí que estos elementos fueran una base para el futuro desarrollo de sus conceptos arquitectónicos.



"El arquitecto del futuro se basará en la imitación de la naturaleza, 

 porque es la forma más racional, duradera y económica de todos los métodos"



Nació en 1852 un 25 de Junio, hijo de un forjador; su madre muere en su juventud. Después de trabajar como aprendiz de forjador (lo cual le sirvió de base para su excelente trabajo con el hierro) Gaudí comenzó sus estudios de arquitectura en la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona. Allí no demuestra ser un buen estudiante, pero pese a ello obtiene su diploma de aruitectura en 1878. Una vez terminados sus estudios, viajo por toda Cataluña y algunas regiones colindantes.





"Todo sale del gran libro de la naturaleza"



El signo chino de su nacimiento es Rata de Agua y esto es importante pues a pesar de su bajo desempeño como estudiante sus obras demuestran que su inquietud intelctual era intensa centrada en el modernismo de la arquitectura. Tuvo la fortuna de ser adoptado como un artista renacentista por el conde de Güell, con quien mantuvo una relación casi de mecenazgo renacentista. Güell le encargó en primer lugar algunos pabellones para su finca de Pedralbes y el palacio de la calle Nou de la Rambla (1886-1891), donde Gaudí introdujo nuevos elementos constructivos como el arco parabólico. Luego se ocupó del colegio de las teresianas de la calle de Ganduxer y del palacio episcopal de Astorga, que no terminó a consecuencia de la muerte de su mentor, el obispo Juan Bautista Grau Vallespinós.



"La originalidad consiste en el retorno al origen; así pues, 
original es aquello que vuelve a la simplicidad de las primeras soluciones"

La obra de Antoni Gaudí se inscribe dentro del movimiento modernista, aunque lo supera ampliamente por la originalidad de sus concepciones y su capacidad para romper moldes y crear nuevas soluciones. 

LEAF Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Con la tecnología de Blogger.