Novedades

Madre Guadalupana


Tonantzin-Coatlicue-Guadalupe
El artista indígena que pintó la Guadalupana tomó como modelo la imagen de la virgen de La Guadalupe de España que es una escultura tallada en madera mientras que la pintura de la Guadalupana mexicana es un códice; lo cual significa que el pintor utilizó elementos, colores y símbolos  que representan conceptos de la antigua religión náhuatl. De manera tal que cuando los invasores cristianos (los españoles) vieron la pintura mexicana, pensaron que sólo era una extravagante advocación de su virgen de España. Sin embargo, cuando los indígenas del Anáhuac contemplaron la pintura, inmediatamente reconocieron sus propias creencias, por lo que la aceptaron y la hicieron suya.
Los indígenas mexicanos del siglo XVI en ningún momento creyeron en la virgen María (quien de hecho les era totalmente ajena), ellos reconocieron inmediatamente los símbolos que en la pintura guadalupana se encuentran plasmados: el sol, la estrellas, la luna, los cerros floridos, el niño águila sosteniendo en sus manos el verde manto y la roja túnica (que simbolizan la unión de los contrarios: el agua y el fuego) y, claro, los colores sagrados de los 4 rumbos del Universo con los que fue pintada. Nican Mopohua, es un texto clave para comprender el auténtico sentido de las enseñanzas guadalupanas. 
Es decir que, en realidad, la pintura guadalupana, es como el Calendario azteca o la colosal escultura de Coatlicue: una obra maestra realizada  por morenas manos originarias de estas tierras. La guadalupana mexicana es el símbolo de la resistencia espiritual de los pueblos nahuas ante la guerra religiosa llevada a cabo por los españoles.

Robaron y se apropiaron del nombre y la fama de la Virgen española, pero enajenando a cambio, al mismotiempo, los de su propia diosa, la Tonantzin. No pretendían hacer de la Guadalupana española la máscara de una Tonantzin mexicana siempre viva; pretendían re-hacer a la Guadalupana con la muerte de la Tonantzin, lograr que una diosa se recree o re vitalice al devorar a otra y absorber su energía sobrenatural. 

Bolívar Echeverría, “El guadalupanismo y el ethos barroco en América.”

La maravilla de la pintura guadalupana no es la pintura en sí, sino más bien lo que simboliza para la cultura náhuatl. En esta obra pictórica se encuentra representada la armonía cósmica: una hermosa metáfora del Universo.

Pero para entender el Universo es necesario prescindir de dioses y en su lugar ponerse a estudiar y aprender, aunque sea un poco, la física y las matemáticas. Para comprender al Universo infinitamente grande y al Universo infinitamente pequeño, es necesario conocer las 4 fuerzas que le dan estructura, forma, sentido y sustento: gravedad, electromagnética, fuerte y débil.

Cuando observamos la pintura guadalupana y vemos las estrellas, el sol, la luna… preguntamos y nos preguntamos: ¿Cómo es la vida en el espacio exterior?

Y aunque algunos digan que esa pregunta es para los astronautas, se piensa que ésta es una pregunta para todo el mundo, pues todos los seres vivos estamos en el espacio exterior. En todo momento estamos viajando en nuestro planeta, la Tierra, el cual ha estado en el espacio exterior desde el primer día de su existencia, girando a gran velocidad alrededor del sol. El sol es parte de un cúmulo de miles de millones de estrellas que giran en torno al centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. La Vía Láctea y las demás miles de millones de galaxias están alejándose unas de otras a velocidades extremas.

Toda la materia en el Universo está formada por átomos. Los átomos de los que estamos formados tuvieron su origen en el corazón de las estrellas. Nosotr@s, los demás animales, las plantas, los minerales, el agua, el aire… todo es parte de una y la misma aventura que empezó hace unos 15 000 000 000 de años, la cual nos une y nos relaciona, cual continuación de un capitulo: desde el origen del universo hasta el origen de la vida y el ser humano sobre este planeta.

Es la misma evolución desde la Gran Explosión hasta el pensamiento, la cual se dirige a una complejidad cada vez mayor: desde las primeras partículas, átomos, moléculas y estrellas pasando por las células, organismos y seres vivos, hasta aquella gran variedad de animales entre los cuales nos encontramos los seres humanos. Todos y cada uno se siguen y se relacionan uno con el otro, dentro de una sola cadena. Todo tuvo su origen en un mismo principio.

Otros artículos:

LEAF Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Con la tecnología de Blogger.