Novedades

Toda mujer tiene derecho a amar sus ciclos menstruales

Toda mujer tiene derecho a amar u odiar sus ciclos menstruales que son inherentes al mismo hecho de ser mujer. Siglos de silencio y denigración han hecho mella en las creencias colectivas acerca de la menstruación, que, actualmente, es la única seña visible del ciclo menstrual, considerada por la sociedad y en particular por las mujeres una condición sucia, mal oliente, dolorosa, etc. Siendo imprescindible ocultar todo rastro, olor, mancha o conversación que pueda referirse a ella.

Lo comerciales de productos para la menstruación perpetúan estas creencias falsas, sangre azul en las toallas higiénicas, mujeres muy activas y “como si nada” mientras menstrúan, productos para el “mal olor” que manipulan las concepciones que tiene la mujer acerca de su cuerpo y su periodo. Así pues que todas y todos se enteren: la menstruación es natural es roja y viva llena nutrientes y células madre; la menstruación no huele mal, lo productos que se comercializan como las toallas higiénicas llenas de químicos, alteran el PH de la vagina en generando olores desagradables y en algunos casos infecciones; estas y otras concepciones erróneas deben ser reeducadas y trasformadas. 
Es tiempo de visibilizar esta violencia de las mujeres y de la sociedad contra la naturaleza femenina, pues ¿Cómo podemos construir una sociedad de equidad? En un mundo que niega la condición cíclica de la mujer. Si el estado pretende erradicar la violencia de género es su deber establecer lineamientos claros para acabar con el desprestigio de la menstruación y conducentemente el de la mujer, que es claramente una violencia invisible.

Se perfila entonces el proyecto “Luna Lunera” con el propósito de formar mujeres empoderadas, que sepan que a través del autoconocimiento de su naturaleza cíclica y cambiante pueden descubrir dones y potencialidades maravillosas, que hasta ahora no se habían explotado. Este no se refiere únicamente a la potenciación de la menstruación sino también a las otras fases del ciclo lunar menstrual que corresponden también a los distintos arquetipos femeninos: menstrual (nueva, arquetipo de la bruja), folicular (creciente, arquetipo de la doncella), ovulatoria (Llena, arquetipo de la madre), Lútea (menguante, hechicera). 

Todo este conocimiento no es algo novedoso existe hace milenios, cuando las mujeres median sus ciclos, convirtiéndose en las primeras matemáticas, o hace algunos cientos cuando todavía se trasmitía la sabiduría de estos a través de cuentos como Blanca Nieves, en donde se caracterizaban los arquetipos femeninos (doncella, madre, bruja hechicera); tales conocimientos fueron perdidos y olvidados, las mujeres sabias fueron asesinadas durante la inquisición y el conocimiento femenino que se refería al poderío de la mujer se perdió entre conceptos patriarcales, ahora la trasformación de la sociedad y de la educación viene de la mano de la mujer y esta solo puede darse si somos capaces de formar niñas empoderadas en sus ciclos y conocedoras de su feminidad.




Proyecto Luna Lunera
angheli
k@gmail.com

LEAF Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Con la tecnología de Blogger.