Novedades

Celulas madre en el ciclo menstrual


Las células madre que están relacionadas con la gestación y el nacimiento se han utilizado desde hace mucho tiempo, como ingredientes importantes en fórmulas de regeneración de la piel y otros productos que aparentemente son mágicos y hacen milagros en el cuerpo humano. Pero la verdad que se hace evidente al poner un poco de lógica al asunto, es que la placenta, el cordón umbilical y los fluidos menstruales están compuestos de células vivas que producen vida. 


Estas células que se encuentran en la pared del útero de la mujer son únicas porque tienen muchas propiedades y características similares a las de la médula ósea y las células madre embrionarias, que se multiplican rápidamente y pueden diferenciarse en otros tipos de células madre, tales como nerviosas, cardíacas, huesos, adiposas, cartílagos y posiblemente otros; demostrando una gran promesa para el futuro en el uso clínico de terapias médicas regenerativas.


El crecimiento de nuevos vasos sanguíneos es uno de los procesos esenciales en el útero durante el ciclo menstrual. El útero alberga el óvulo y se prepara para el posible embarazo engrosando sus paredes con la aportación de nutrientes y vasos sanguíneos. Si no hay fecundación, el óvulo no fecundado se desprende del endométrio y se escaman los vasos sanguíneos, con el consiguiente flujo menstrual.

Investigaciones Recientes
A pesar de ser un tema que hace parte fundamental de nuestra humanidad, se le ha convertido en tabú para opacar su verdadero poder. Actualmente investigadores en varias partes del mundo han dedicado sus estudios a reevaluar estas denominadas, células regenerativas endometriales (ERC). 
En los cultivos de laboratorio, los investigadores han podido observar que estas células se pueden dividir hasta 70 veces en un periodo de tiempo muy corto. Esta tasa de replicación es significativamente más rápida que la de las células madre que proceden de la sangre de cordón umbilical o de médula ósea, explican los investigadores. También afirman que a partir de estas células madre se pueden obtener diferentes líneas celulares, lo cual significa que existe la posibilidad de que se diferencien en distintos tipos de tejido, entre ellos el cardíaco. El estudio ha sido financiado por el laboratorio de Kansas Medistem, y han invervenido investigadores de la Universidad de Alberta y de la de Ontario, en Canadá y Cryo Cell International. 

Uno de los resultados más contundentes, está en la regeneración de las células cerebrales de personas con síndromes de la tercera edad, Y los científicos que están realizando pruebas han confirmado que esta sangre menstrual puede reconstruir y tratar nueve tejidos diferentes en el cuerpo humano, sin riesgo de generar tumores o transmisión de enfermedades, ya que son células completamente condicionadas para preservar la vida. 

LEAF Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Con la tecnología de Blogger.